El color ideal para tu dormitorio.

Elegí el mejor color para renovar la decoración de tu habitación.

Esta época del año es ideal para renovar los ambientes de tu hogar.  A la hora de cambiar la decoración de la habitación, elegir el color es fundamental. Hoy, te ayudamos a conocer los diferentes significados del color para descubrir qué opciones son las mejores para tu dormitorio.

Dormitorio azul: El Azul nos da la sensación de paz y relax. Es el color de la confianza, lealtad y honestidad.  Representa la seguridad interior. Es un estupendo color para aplicar en el dormitorio sintiendo efectos relajantes y nos induce al sueño.

Dormitorio Verde: El verde es otra tonalidad pacífica y calmante, además de traer frescura al ambiente, puede ayudar a aliviar la ansiedad y los nervios ya que se asocia con la relajación del sistema nervioso y la disminución de la presión arterial. Verde es la combinación de azul y amarillo, por un lado nos ayuda a aclarar nuestras ideas y por el otro nos brinda optimismo. Está relacionado con la estabilidad  y la resistencia, nos trae persistencia y la fuerza para seguir adelante. Es el color de la prosperidad y la abundancia.

Dormitorio Rojo: El rojo es un color lleno de energía, es dinámico y acogedor.  Pequeñas dosis de color rojo en la habitación serán suficientes para aportar vida y brillo necesarios.  El exceso del color rojo puede causar irritabilidad, aumentar la presión arterial y frecuencia respiratoria,  es un color que incita a la acción.  No es recomendable aplicarlo en personas que sufren de insomnio. El rojo está asociado con la pasión, el amor y las emociones fuertes.   Brindan confianza y es ideal para las personas tímidas.

Dormitorio Gris: Un color que suele aplicarse en las paredes de la habitación destacando un espacio con elegancia sutil.  Un tono neutro, es relajante y conservador.  Ideal para las personas que se siente sobrecargadas y estresadas y que buscan un espacio que los estimule al descanso.  Es equilibrante y carente de emociones fuertes.

Dormitorio Amarillo: Color cálido, alegre y estimulante.  Los amarillos más claros logran que las habitaciones luzcan más amplias y más iluminadas.  Ayuda a promover las nuevas ideas y nos puede ayudar a encontrar nuevos caminos para resolver nuestros problemas.  Es el mejor color para crear entusiasmo por la vida, despertando optimismo. Ayuda a concentrarnos, estudiar y recordar la información. Es energizante para las tonalidades más oscuras mientras que las más suaves son relajantes.  El color amarillo es divertido, pero el exceso de este color puede hacernos discutir más y no es recomendable para una habitación de bebé, pues indican que los puede hacer llorar más de lo normal.

Dormitorio Naranja: La combinación de la alegría del amarillo con la energía del color rojo nos da como resultado el naranja.  Es un color que promueve la conversación, es social, cálido y acogedor. Al ser un tono energético, nos brinda fuerza emocional en tiempos difíciles, pues promueve la confianza en sí mismos. Añaden energía al dormitorio y  sus diversas tonalidades promueven la creatividad.